BIOGRAFÍA



Guillermo Benito Núñez nace en la pequeña localidad burgalesa de Quemada el 27 de Junio de 1955. Estudia en el Instituto Politécnico de Burgos, especializándose en la Escuela de Artes y Bellos Oficios de San Fernando, en Madrid.

Cabe destacar su formación con los escultores Alfonso Salas y Julio Villalmanzo, a quienes le une una gran amistad y con los que ha colaborado en la realización de algunas obras.

Será a partir de 1975 cuando Guillermo inicia su andadura artística. Comienza a realizar retratos a plumilla y carboncillo, algunas pequeñas esculturas en piedra, mármol y madera, y otras con metales recortados. Sin embargo, su verdadera pasión se hallaba en los repujados en hierro, por lo que fue realizando y acumulando esta obra hasta 1980, año en que expuso por primera vez. Desde ese momento sus exposiciones han recorrido gran parte de la geografía española, Portugal y Francia.

En 1981 tuvo una mención especial del Ministerio de Cultura por su labor en pro de la recuperación del Arte del Repujado.

Su obra no pasa desapercibida para los medios de comunicación, ni para las instituciones. En 1992 realiza un programa con Televisión Española (TV1 Autonómica) y en 1993 es invitado por la Diputación Regional de Cantabria para participar en el “Agosto Cultural”, con una gran exposición en las “Casas del Aguila y la Parra” de Santillana del Mar, junto a la exposición “Reyes y Mecenas” del Ministerio de Cultura.

En 1994, 1995 y 1996 participa con otros artistas del Colectivo “ARA” en la actividad “ARA en la Calle”, realizando un gran número de murales en la ciudad de Aranda de Duero.
En 1995 el Ayuntamiento de Peñaranda de Duero le invita a participar en las Jornadas sobre “Turismo Rural Ruta del Duero”, exponiendo en el Palacio de Avellaneda. Este trabajo es incluido en un vídeo de promoción turística.

Desde 1999 realiza para la peña cultural “Tierra Aranda” la obra “El caballo del tío Matute” que se entrega como premio por la mejor faena de Varas en la Feria de Aranda de Duero. En 2003 representa a la ciudad de Aranda de Duero, junto con el colectivo “ARA”, en la muestra internacional de Miranda do Douro (Portugal).

Desde hace 30 años trabaja como técnico de diseño para la industria del automóvil.
Por otra parte, es socio fundador de la Agrupación Ribereña de las Artes “ARA”, de la que ha sido presidente durante varios años.

Su obra figura en infinidad de colecciones privadas, en diversas empresas y en numerosos establecimientos e instituciones públicas y privadas como cafeterías, restaurantes, bancos, cajas de ahorro y diputaciones; incluso una marca de vino de Ribera del Duero lleva en su etiqueta una obra de Guillermo.